Para los amantes del salmón, este maravilloso pescado azul con propiedades nutricionales tan saludables y tan versátil en la cocina, esta receta os encantará porque es tan sencilla como deliciosa. Esta propuesta de empanada es para ser presentada en porciones individuales, es tanto para ocasiones especiales o simplemente cuando deseas agasajarte con algo rico y fácil y porque no para incluirlo en el menú de navidad.

 

Empanada de salmón estilo wellington con espinacas.

 

Ingredientes:

4 lomos de salmón Ricopesca congelados.
1 paquete de espinacas cortadas congeladas Ricopesca.
2 cucharadas de harina.
50 gramos de mantequilla.
2 tazas de leche.
Sal y pimienta al gusto.
1 huevo.
2 láminas de masa de hojaldre rectangular.


Descongelar el salmón:

Comenzamos descongelando los lomos de salmón congelados, simplemente dejándolos dentro de su envoltura dentro de la nevera hasta que pierdan rigidez que será cuando estén listos para utilizar.

Momento en el que quitaremos el envoltorio y retiraremos con un papel de cocina la humedad de los jugos que haya pedido el pescado al descongelarse, retiraremos la piel, salpimentamos y los reservamos.

Para descongelar la espinaca:

Descongelamos 200 gramos de espinacas y quitamos el excedente de agua.

Y preparamos la bechamel de espinaca, comenzamos por rehogar en mantequilla la espinaca hasta que evapore todos sus jugos. Agregamos las cucharadas de harina y revolvemos hasta integrar para comenzar poco a poco a incorporar la leche hasta formar una bechamel, salpimentar y dejar enfriar.

 

Armado de las empanadas individuales:

Estiramos las láminas de hojaldre y las cortamos en 8 porciones iguales.
En el centro de 4 de las porciones colocamos, en cada una de ellas, un lomo y los cubriremos con la bechamel de espinacas.
Pincelamos los bordes con el huevo batido y cubrimos cada empanada con el hojaldre sellando los laterales con los dedos y dándole una terminación con el clásico trenzado o si lo prefieres con la ayuda de un tenedor.

Disponemos las empanadas en una fuente de horno previamente cubierta con papel de horno. Pincelamos por encima con el restante del huevo batido.

Horneamos a 200 º grados centígrados, en horno precalentado, por 25 minutos, con calor arriba y abajo. Dejamos reposar por 5 minutos y servir.

¡Animaros a esta combinación de pescado, verduras y hojaldre que no falla!

 

Sugerencia del chef:
Siempre colocar la bechamel de espinaca cuando se encuentre la preparación fría para evitar que esta pueda romper la masa por el efecto del calor. Siempre utiliza el hojaldre recién sacado de la nevera para que no pierda rigidez.